Jardín Botánico de Medellín

0 opiniones

El Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe es un jardín botánico, cuenta con una importante colección de orquídeas preservadas

El Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe es un jardín botánico, cuenta con una importante colección de orquídeas preservadas en un escenario llamado orquideorama, un lugar arquitectónico para la exposición de flores. El Jardín cuenta con la condición de ser centro de cultura y educación ambiental y botánica, de enorme riqueza florística, y alberga más de 1.000 especies vivas y 4.500 individuos.

Se ha convertido en un sorprendente y apasionante monumento a la naturaleza, transformado también en 2007 en joya arquitectónica, este lugar data del siglo XIX.

Dirección

Carrera 52 No. 73-298

Extensión

Con una extensión de 14 hectáreas.

Horario de atención

Excepto en eventos especiales, el Jardín abre sus puertas de 9:00 a.m. a 4:30 p.m. en jornada continua, incluyendo fines de semana y días festivos

Clima

En Medellín, los veranos son caliente, los inviernos son cómodos y está mojado y nublado todo el año. Durante el transcurso del año, la temperatura generalmente varía de 16 °C a 26 °C

Lugares destacados del Jardín Botánico de Medellín

Bosque tropical: La colección muestra la estratificación de un bosque, con su dosel o techo, la vegetación del sotobosque y las plantas de piso. Por sus condiciones micro climáticas y de diversidad, constituye el hábitat de muchas especies de fauna. En su interior se ha creado el cauce para el agua que surge de un afloramiento natural.

Jardín de las palmas: Con una colección de 120 especies, en este espacio se destacan la esbeltez y belleza de las palmas. Después de las gramíneas y leguminosas, esta es la familia de plantas más útiles al hombre; además de su uso ornamental, son aprovechadas como alimento, medicina, material para construcciones, biocombustible, objetos cotidianos y artesanías. Colombia es el país americano más rico en palmas y el segundo en el mundo.

Laguna Francisco José de Caldas: constituye un referente de los ecosistemas naturales denominados humedales, que desaparecieron de la planicie de inundación del río Medellín a causa del desarrollo urbanístico de la ciudad. Es hábitat permanente de diversas especies animales, así como lugar de paso para otras.

Jardín del desierto: La vegetación que alberga este sitio, está representada por plantas que se han adaptado a vivir en regiones que reciben pocas lluvias, desiertos y semidesiertos, ecosistemas que se caracterizan por su aridez. Entre las principales familias botánicas de estos ecosistemas que se encuentran en la colección, están: Cactaceae, Crassulaceae, Aizoaceae, Liliaceae, Euphorbiaceae, Asclepiadaceae, Chenopodiaceae y algunas leguminosas.

orquídeaJardines del Orquideorama: Bajo el techo de esta estructura arquitectónica, lo mismo que en sus alrededores, está dispuesto una exhibición permanente de diversas colecciones vivas, como orquídeas, bromelias, plantas carnívoras, cuernos, helechos arbóreos, entre otras especies.

Lago: se encuentra en el interior del orquideorama, con vegetación propia de ese tipo de ecosistemas, y áreas amplias para la organización de exposiciones temporales de plantas.

Huerto medicinal: Este huerto incluye plantas a las que se les reconocen valores curativos, lo mismo que ejemplares de plantas consideradas mágico religiosas, hierbas aromáticas, especias y condimentos. Sobrevivientes en una visión antropológica y cultural, están la coca y el yagé, plantas sagradas de los aborígenes americanos, que todavía hoy constituyen parte sustancial de su cotidianidad y elemento de rituales y tradiciones.

Patio de las azaleas: en los alrededores y plazoleta central se encuentran diferentes especies de azaleas y bifloras, que florecen casi todos los meses del año y se destacan sus cálidos colores como el rosado, rojo, naranja, amarillo, púrpura y blanco.

orquídeaJardín vertical del Teatro Suramericana: Como prueba piloto se ha utilizado una técnica innovadora de siembra, el equipo de arquitectos y biólogos desarrolló un muro vegetal de 8.52 m de altura, en el que crecen diferentes especies de orquídeas, arbustos y coberturas.

La casa de las mariposas: Las plantas de este lugar sirven a las mariposas como fuentes de alimento, por su alto contenido de néctar y como hospedero para poner huevos o posarse. Además se establecieron hierbas, árboles, arbustos y lianas nativas de bosques tropicales.

Eras del restaurante: como parte de la ambientación que rodea el Restaurante In Situ están las eras o huerta de especias y plantas comestibles. Esta colección cuenta con especies como romero, cebollín, albahaca, ají, menta, tomillo, orégano.

Laberinto: Es una de las zonas predilecta de los niños para juegos y exploración de la naturaleza. El laberinto es un conjunto de arbustos de Thumbergia erecta que se entrelazan para formar pequeños senderos.

Orquideorama José Jerónimo Triana: Diseñado por arquitectos locales, el lugar cuenta con una serie de paneles en madera y metal que simulan colmenas desde donde se descuelgan árboles y flores -incluyendo las orquídeas-, pájaros, mariposas y ardillas.

Este jardín cubierto, ideal para la exposición permanente y temporal de flora, fue construido originalmente para la inauguración del Jardín Botánico en 1972. Su nombre rinde homenaje a José Jerónimo Triana, botánico colombiano.

Este lugar ha sido ganador de premios arquitectónicos y de diseño como: Premio de arquitectura Lápiz de Acero y Lápiz de Acero Azul 2007, al mejor diseño arquitectónico en el que participan arquitectos colombianos.

Conjunto Patio de las Azaleas: El proceso de renovación del Jardín tuvo como premisa el respeto por espacios arquitectónicos y paisajísticos que pudieran recuperarse y conservaran una memoria histórica para la ciudad. El claustro que conforma la edificación, se renovó, enriqueciendo además la colección de azaleas, con lo cual creamos un refugio acogedor y versátil para el encuentro, el reposo y la realización de eventos múltiples de pequeño formato.

Auditorios: El Jardín Botánico cuenta con cinco salones distintos, con ambientes diferentes, habilitados para desarrollar todo tipo de encuentros académicos, empresariales, sociales o culturales.

Restaurante In Situ: Está ubicado en el Edificio Patio de las Azaleas, próximo a la laguna.
Esta edificación fue diseñada por el arquitecto Santiago Caicedo, reconocido en el país por sus trabajos excepcionales en el tema de restaurantes, hoteles y sitios similares.

Biblioteca del Jardín Botánico: Especializada en la materia, fue creada con el propósito de servir de apoyo a la investigación científica de la flora de Colombia. En 1978 fue fortalecida para ampliar sus servicios y enriquecer sus colecciones, con textos académicos que permiten las consultas de la población escolar circunvecina.

Recomendaciones

  • Uso moderado de instrumentos y sonidos
  • En caso de lluvia no ubicarse debajo de los árboles
  • Autocuidado de sus objetos personales
  • En caso de emergencia, por favor acercase a uno de nuestros vigilantes o comunicarse al número 318 735 14 56.
  • Deposite las basuras en las canecas de aseo, así todos los visitantes encontrarán el Jardín limpio y agradable.
  • Conserve los avisos informativos y educativos.
  • Los menores de edad, deberán ingresar con un adulto responsable.

Historia

A mediados de 1968 llegó el momento de emprender otra etapa. Por esos días regresó de Australia la señora Elena Baraya, Presidente de la Sociedad Colombiana de Orquideología, con una noticia extraordinaria: Medellín sería la sede de la VII Conferencia Mundial dedicada al tema.

Este logro fue el detonante de un proceso que llevó a reformar profundamente el Bosque de la Independencia. Se unen con tal fin la Sociedad de Mejoras Públicas, la Sociedad Colombiana de Orquideología, el Municipio y el Club de Jardinería de Medellín. Juntos crean una fundación privada sin ánimo de lucro, que le da vida al Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe, como homenaje al sabio naturalista antioqueño. La nueva institución es inaugurada el 19 de abril de 1972, en el marco de la VII Conferencia Mundial de Orquideología. El evento marca un hito en la historia de la ciudad, pues Medellín giró en torno a las 62 delegaciones colombianas y extranjeras, representantes de 16 países, que se encontraron aquí para exhibir las más bellas orquídeas del mundo.

Así, con pie derecho, comenzó la historia del Jardín Botánico. La finalidad que se impuso la nueva institución fue el fomento y el desarrollo de las ciencias naturales, en particular de la botánica, por medio de la investigación y la conservación de la flora. Se propuso además crear condiciones para la educación ambiental y la exhibición de la flora colombiana, en un espacio que se constituyera en un atractivo turístico y ecológico importante de la ciudad, útil también para la realización de diferentes eventos culturales y educativos. En mayo de 1979 fue declarado Pabellón de Flora y pasó a formar parte del antiguo Sistema de Parques Nacionales, hoy Sistema Nacional Ambiental (SINA).

El trabajo científico realizado por la institución la ha convertido en una de las entidades más respetadas y reconocidas del país por su vasto dominio en la exploración, la investigación y la conservación de la flora colombiana, con énfasis en la regional. El prestigio de su labor llevó a que el Jardín Botánico fuera declarado Patrimonio Cultural de Medellín (1985), consolidado por hechos como ser parte desde 1989 de la Red Internacional de Jardines para la Conservación, dentro de la Estrategia Mundial de la Conservación en los Jardines Botánicos, con la colaboración de la FAO, UNEP, UNESCO, WWF, UICN y BGCI, entre otras organizaciones mundiales.

Leer más

Datos Informativos

  • ¿Cómo llegar?
  • Mejorar esta publicación

¿Conoces este lugar?

Ayuda a otros viajeros a descubrir y difrutar con tu experiencia


0,0

0 opiniones

Información in situ

Infraestructura

Limpieza

Seguridad

¡Suscríbete para recibir noticias sobre turismo y ofertas exclusivas!